Runrunes de Bocaranda: ALTO – ¿YA NO HAY QUÉ ROBAR? - Runrunes
Runrunes de Bocaranda: ALTO – ¿YA NO HAY QUÉ ROBAR?

 ¿YA NO HAY QUÉ ROBAR?

A 19 años de haber despedido a los ejecutivos, gerentes y trabajadores de PDVSA y haber pulverizado, destruido, saqueado y convertido en chatarra la que fue una de las 5 petroleras más respetadas y productivas del mundo, el régimen (¿aún chavista?) de Nicolás Maduro -y tras un año de indecisiones- decidió aceptar la “propuesta de reestructuración de Petróleos de Venezuela de marzo de 2020”.

El enunciado de antecedentes pareciera ser una excusa para acometer dicha acción en la quebrada Petróleos de Venezuela: “Actualmente la producción de petróleo de Venezuela dejó de ser estratégica para el mundo en vista de la existencia de nuevos productores y la decadencia de la producción nacional. Ante esta situación, para lograr el objetivo de incrementar la producción y devolver a Venezuela el rol protagónico en el mundo petrolero, se hace necesaria y urgente la reestructuración de Petróleos de Venezuela S. A. (PDVSA )”.

Runrunes de Bocaranda: ALTO – ¿YA NO HAY QUE ROBAR?
Evolución histórica de PSVSA, el siguiente paso, según el plan de reestructuración
Runrunes de Bocaranda: ALTO – ¿YA NO HAY QUE ROBAR?
Organigrama de PDVSA actual
Runrunes de Bocaranda: ALTO – ¿YA NO HAY QUE ROBAR?
Organigrama de PDVSA reestructurada, según el plan del Gobierno de marzo de 2020

El objetivo, según el documento es: “Presentar ante la Comisión Presidencial Alí Rodríguez Araque una propuesta de reestructuración de PDVSA estableciendo como única prioridad en su gestión, la recuperación en el menor tiempo posible de al menos 1 millón de barriles en la producción de petróleo crudo y gas.

La propuesta está basada en la reorganización del sector de exploración, producción, transporte, almacenamiento, transformación y comercialización de hidrocarburos de Petróleos de Venezuela S. A. y la simplificación de su estructura, eliminando su participación en negocios no petroleros; ello con la finalidad de adaptarlo a las nuevas realidades y exigencias nacionales y mundiales para alcanzar los objetivos productivos encomendados por el Ejecutivo Nacional; para lograr esto de manera eficaz se deben implementar, a la brevedad posible, las siguientes recomendaciones…”. Allí vienen los distintos enunciados.

Los empoderados hermanos Jorge y Delcy Rodríguez, más el ministro Tarek el Aissami (quien ha estado dedicado a recuperar las refinerías y por ello su ausencia mediática) han sido los encargados de coordinar y aprobar la reestructuración que se emprendió tras la salida del general Manuel Quevedo como ministro de petróleo y presidente de PDVSA. Su presidencia ha sido la más nefasta y corrupta en la historia de la petrolera y echó por tierra las apetencias del ministro de la Defensa de que otro militar la presidiera.

Recuerda uno al general Rafael Alfonzo Ravard, quien fuera el honesto y brillante primer presidente tras la nacionalización de la industria por el presidente Carlos Andrés Pérez.

Puedo decir, grosso modo, que:

Fusionarán PDVSA con CVP.

Irán a la eliminación de la participación de PDVSA en negocios no petroleros.

Prevén venta, liquidación o cierre de las establecidas PDVSA marina, naval, agrícola, salud, industrial, astilleros y tubos, por solo mencionar algunos. Otros serán PDVSA TV, Desarrollos Urbanos, Ingeniería y Construcción y Gas Comunal, Servicios Unidos Petroleros y PDVSA Social.

La venta de las participaciones en PDVSA América incluirá las filiales en Ecuador, Bolivia, Uruguay, Paraguay y Argentina.

Rediseñan la nueva configuración del negocio petrolero aguas arriba, intermedias y bajas.

Se modifican drásticamente la comercialización y los acuerdos de operación. Recuperar las refinerías bajo un nuevo modelo de negocio es primordial.

Reducción progresiva del subsidio a los combustibles y modificación a la regalía. 

En fin, una serie de medidas que corrijan los errores cometidos ex profeso con el fin de exprimir a la otrora gallina de los huevos de oro. El peligro es que con la empresa en estado paupérrimo pudieran aceptar cualquier ofrecimiento en su desmedro…

FacebookTwitterLinkedInShare