Claves de la guerra que se está librando en Apure - Runrunes
Claves de la guerra que se está librando en Apure
El conflicto armado colombiano cruzó la frontera y amenaza con instalarse en Venezuela. Esta radiografía de lo que está ocurriendo en Apure muestra el origen de la disputa entre las FANB, las FARC-EP (o segunda Marquetalia) y las disidencias de las FARC, e intenta explicar cómo pasaron de aliados a enemigos. El tráfico de drogas, el control territorial y las afinidades políticas-ideológicas son la esencia de la disputa

 

La cacareada invasión del territorio venezolano, acompañada de un conflicto armado ya está ocurriendo. Pero no fue desatada precisamente por la llegada de los marines estadounidenses. Los primeros combates con características bélicas que se registran en años en Venezuela se están dando en el estado Apure. Los involucrados: la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y una facción de la exguerrilla de la Fuerza Armada Revolucionaria de Colombia (FARC), conocida como Disidencias de las FARC. 

El conflicto, que podría tener consecuencias en toda la región, inició el pasado domingo 21 de marzo con el ataque por parte de las fuerzas de seguridad venezolanas a un supuesto campamento del Frente 10 de las Disidencias de las FARC –un grupo que nunca se sumó al acuerdo de paz promovido por el expresidente Juan Manuel Santos de Colombia en 2016– en la población de La Victoria, municipio Páez del estado Apure. 

La acción de la FANB implicó la movilización de distintos componentes militares y una logística de grandes proporciones, como se observa en algunos videos que circularon en las redes sociales y como han denunciado pobladores de La Victoria. El contingente militar fue reforzado por funcionarios de la Fuerza de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), un grupo señalado de cometer miles de ejecuciones extrajudiciales y múltiples violaciones a los derechos humanos. No se descarta la posibilidad de que haya habido bombardeos contra supuestos campamentos del grupo criminal. 

Pero el grupo armado no demoró en responder y el martes, 23 de marzo, los miembros de las Disidencias de las FARC atacaron unidades de la FANB en Venezuela y sedes de instituciones del Estado venezolano. 

Las acciones han estado marcadas por la ausencia de información oficial y las dificultades de movilidad y comunicación. Sin embargo, esto no ha impedido conocer que más de 3.000 venezolanos han sido desplazados y cruzaron la frontera hacia Colombia para huir de los combates, que hay bajas del lado de los militares venezolanos y que los pobladores de La Victoria han sido víctimas de excesos y abusos por parte de la FANB.

También hay ya algunas pistas sobre la verdadera razón detrás de estos enfrentamientos, que involucraría a la facción más nueva de la desaparecida guerrilla de las FARC, conocida como FARC Segunda Marquetalia y liderada por alias Iván Márquez. La motivación de los ataques sería política e ideológica, y no la urgencia por recuperar los espacios de territorio venezolano controlados por el crimen organizado. 

El parte de los enfrentamientos

Bajas de las FANB. Dos militares venezolanos han muerto en los combates que se iniciaron el pasado domingo 21 de marzo, según un comunicado de prensa publicado por el  Ministerio de la Defensa de Venezuela. También circularon algunos partes militares que registran varios funcionarios de la FANB heridos en el primer enfrentamiento.

Los heridos. Según un reporte de El Pitazo el número de heridos  era de 18 personas hasta el lunes 22 de marzo. Destaca que muchas de las víctimas, especialmente militares, resultaron lesionadas por minas antipersonales enterradas en el campo por la guerrilla. 

Bajas de las disidencias de las FARC. En el mismo comunicado de MinDefensa se reportó que había sido “neutralizado” un supuesto guerrillero identificado con el alias de “Nando”. Aunque este nombre no figura en la lista de líderes de ninguno de los frentes del grupo criminal que operan en Colombia y Venezuela, se trataría del hermano de alias “Ferley”, jefe financiero del Frente Décimo (una facción de las disidencias) y quien sería uno de los objetivos de la FANB. Sin embargo, en un comunicado los guerrilleros aseguraron que no hay bajas por parte de su grupo. 

Desplazados. Se calcula que unos 3.000 venezolanos habitantes de las población de La Victoria y sus adyacencias han cruzado el río Arauca huyendo de los combates entre las FANB y las disidencias de las FARC.

 

Detenciones. Las autoridades venezolanas han informado sobre la detención de más de 30 personas, presuntamente vinculadas a la exguerrilla de las FARC. Sin embargo, algunos líderes sociales y residentes del estado Apure han denunciado que los detenidos son campesinos que nada tienen que ver con el grupo criminal. Los guerrilleros habían abandonado el campamento al filtrarse la información de que serían atacados.

Bombardeos. Se han reportado supuestos bombardeos a campamentos de las disidencias de las FARC. La población civil y los propios guerrilleros defienden esta versión. El experto Andrei Serbin Pont, analista internacional y director de la Coordinadora Regional de Investigaciones Económicas y Sociales (CRIES), asegura que no se tiene confirmación de estos procedimientos. “Junto a algunos colegas hemos venido debatiendo si este incidente pudiera ser el bautismo de fuego de los K-8 o no. En ese sentido diría que las funciones de apoyo aéreo cercano acarrean mayor complejidad y, sobre todo, trabajo conjunto entre fuerzas”. 

Cuatro enfrentamientos en menos de un año. Los combates que se están registrando en Apure desde el domingo 21 de marzo, son el cuarto choque entre las Disidencias de las FARC y el Ejército venezolano en seis meses. 

El sábado 19 de septiembre de 2020 se produjo un enfrentamiento en el sector Tres Esquinas de la población de El Nula, también en el municipio Páez de Apure, entre efectivos de las FANB y las Disidencias del Frente 10 de las FARC. En este hecho murieron cuatro oficiales venezolanos y también se denunció que hubo bombardeos durante el supuesto ataque a un campamento de los irregulares. 

El sábado 30 de enero de 2021 se reportó otro incidente durante una operación militar desarrollada por la FANB. Un contingente militar de Venezuela se enfrentó a guerrilleros de las Disidencias de las FARC en el sector El Pico, del municipio Pedro Camejo, muy cerca de la localidad de La Macanilla. Un guerrillero murió y un oficial resultó herido. Algunas localidades del municipio fronterizo con el estado Amazonas fueron militarizadas.

El 5 de febrero de 2021, hubo otro choque entre miembros de las Disidencias de las FARC y el Ejército venezolano, esta vez en el municipio Atures del estado Amazonas. En ese hecho se reportó la muerte de seis supuestos guerrilleros, se militarizó la zona y también se habló de bombardeos. “Llega un momento cuando hay tanta densidad de factores armados en una región que comienzan los conflictos. Hay que prepararse para lo que puede venir”, advirtió Rocío San Migule, directora de la ONG Control Ciudadano, al analizar ese incidente.

Guerra de comunicados en redes sociales

Comunicado de las Disidencias de las FARC. Las Disidencias de las FARC difundieron un comunicado el martes 23 de marzo en el que denuncian que la FANB ha violado el Derecho Internacional Humanitario. Dice que se ha “iniciado una operación a gran escala, con el empleo de la Fuerza Aérea, y tropas por tierra, en los que el ataque de bombardeos, desplazamiento y agresiones se han hecho hacia la población civil”. 

Además reportan saqueos, robos, cobro de extorsiones y todo tipo de agresiones contra la población civil por parte de los militares venezolanos. Lo cual coincide con las denuncias recogidas en el pasado en informes internacionales, que han registrado hechos similares cometidos por la fuerza pública venezolana durante operativos de seguridad. 

 

Declaración de guerra en apoyo a las Disidencias de las FARC y ataque a instalaciones militares venezolanas. En otro pronunciamiento público, un guerrillero que se identificó como Antonio Medina, comandante del Frente 28 de las Disidencias de las FARC, expresó su solidaridad con el Frente 10, y anunció que atacarían las bases militares del Ejército venezolano. Además denunció que en la FANB “hay un cúmulo de militares corruptos”. Su amenaza se concretó la noche del 23 de marzo, cuando fue arrasada la aduana auxiliar de La Victoria.

 

Comunicado de otro grupo (posible FARC Segunda Marquetalia). El miércoles 24 de marzo, guerrilleros del Bloque del Magdalena Medio (Frentes 33, 4, 24 y 37) rechazaron la confrontación. Leyeron un comunicado invitando a sus excompañeros a salir de Venezuela y centrar su lucha en Colombia, donde “los militares cada día atropellan al pueblo, saquean y estigmatizan a los de la oposición política, y sin embargo no hacemos nada, cuando es ahí donde nuestras armas deben de entrar en acción”. Además, remarcaron que el revolucionario que no defienda a su patria y esté metido en problemas de otras naciones “no debe, ni puede llamarse heredero del legado de los marquetalianos”. Finalmente atribuyeron los enfrentamientos ocurridos en Apure a “un plan diseñado por la oligarquía para deslegitimar la revolución bolivariana”. Este grupo no manifestó ningún apoyo al Frente 10, al contrario parecía oponerse a sus acciones.

Comunicado de la Cancillería Venezolana. El ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza publicó un comunicado oficial sobre los ocurrido en su cuenta de Twitter el miércoles 24 de marzo y asoma por donde van los tiros. “… El gobierno de Iván Duque, con el apoyo del Comando Sur estadounidense y su grupo élite de siete mil efectivos recientemente creado ha instalado un corredor de actividades ilegales… destinado a financiar la instrumentalización de estos grupos armados en contra de Venezuela”, dice el documento que cierra con una advertencia, “… la República Bolivariana de Venezuela… ratifica que cualquier intento de violación a la integridad territorial de Venezuela, bien sea convencional o encubierto, por parte de cualquier organización armada sea esta regular o irregular, tendrá una reacción contundente”. 

Ruta de un conflicto que no es nuevo

  1. Apure y las tres guerrillas. Apure es un estado fronterizo con Colombia, específicamente con el departamento de Arauca. Está ubicado a 433 kilómetros de Caracas. En Apure operan tres grupos guerrilleros, dos colombianos y uno venezolano: Disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Ex-FARC), Ejército de Liberación Nacional (ELN) y Fuerza Bolivariana de Liberación o boliches (FBL), que es la guerrilla venezolana.
  1. Municipios controlados por la guerrilla. Apure tiene siete municipios y todos tienen presencia de grupos guerrilleros:

Municipio San Fernando.  ELN

Municipio Achaguas.  Disidencias FARC  /  ELN

Municipio Biruaca.  ELN

Municipio Muñoz.  Disidencias FARC  /   ELN

Municipio Páez.   Disidencias FARC  /  ELN   /   FBL

Municipio Pedro Camejo.    Disidencias FARC   /   ELN

Municipio Rómulo Gallegos.     Disidencias FARC   /   ELN   /  FBL

  1. La convivencia con la guerrilla en Venezuela. Los grupos guerrilleros colombianos imponen una especie de gobierno paralelo en las poblaciones donde operan. Muchos de los habitantes se ven forzados, por necesidad y sobrevivencia, a colaborar y trabajar en algunos de los negocios que controla este grupo. Estas comunidades no están armadas, no forman parte activa de la guerrilla. Pero en ocasiones deben ayudarlos y darles protección. La guerrilla tiene informantes en muchos lugares y también impone sus propias normas de convivencia. 
  1. Acuerdo de paz. En 2016 con la firma del acuerdo de paz con el gobierno de Colombia, las FARC tradicionales se desmovilizaron, eso quiere decir que abandonan la guerra de guerrillas. Se convirtieron en un partido político llamado Fuerza Revolucionaria del Común, liderado por Rodrigo Londoño, alias “Tomochenko”; Iván Luciano Márquez Marín, alias “Iván Márquez”; y por Seuxis Pausias Hernández, alias “Jesús Santrich”, quienes llegaron tener curules en el parlamento colombiano. 
  1. Disidencias de las FARC. En paralelo, un importante grupo de esta guerrilla no se desmovilizó, siguió en las armas y en actividades criminales, como el narcotráfico, contrabando de gasolina, minería ilegal, secuestro y contrabando de ganado. A este grupo se le comenzó a llamar Disidencias de las FARC y sus líderes se instalaron en Venezuela para esquivar la persecución de las autoridades colombianas.
  1. Líderes de las Disidencias de las FARC en Venezuela. Jorge Eliécer Jiménez, alias “Arturo” o “Jerónimo” (Frente 10), y  Miguel Botache Santillana, alias “Gentil Duarte” (Frente Primero), han sido desde entonces los principales jefes de este movimiento de disidencias de las FARC en Venezuela. Se dijo que recibieron el apoyo de Noé Suárez Rojas, alias “Grannobles”, un viejo líder de esta guerrilla que se había radicado en Venezuela. 

Este grupo se ha fortalecido reclutando jóvenes venezolanos, han instalado campamentos en distintas localidades del estado Apure, han tejido redes de protección con miembros de la Fuerza Armada de Venezuela y con dirigentes políticos. Cuentan con un ejército de aproximadamente 800 hombres entre Arauca y Apure.

También han establecido fuertes nexos de convivencia con las comunidades de localidades como La Macanilla, Guasdualito, Elorza, Achaguas y La Victoria, entre otras.

  1. FARC la Segunda Marquetalia. En agosto de 2019, alias Iván Márquez y alias Jesús Santrich abandonaron el proceso de paz y la política, decidieron volver a las armas, y retomar formalmente el negocio del narcotráfico. Vestidos con uniformes de campaña, portando armas de guerra y rodeados por varios de sus antiguos compañeros, hicieron un anuncio público: “Anunciamos al mundo que ha comenzado la segunda Marquetalia (…) la continuación de la lucha guerrillera”, decía el comunicado que leyó Márquez. 

Marquetalia es el nombre de la vereda (lo que en Venezuela es una parroquia) en el municipio Planadas, del departamento colombiano de Tolima, donde nació la guerrilla de las FARC. Ahora esta es otra subdivisión de la tradicional guerrilla de las FARC y se identifica como FARC Segunda Marquetalia o FARC-EP (Farc Ejército del Pueblo). 

  1. Líderes de la FARC Segunda Marquetalia. Los jefes de este nuevo grupo derivado de la vieja guerrilla de las FARC son Iván Luciano Márquez Marín, alias Iván Márquez y por Seuxis Pausias Hernández, alias Jesús Santrich. Aunque no hay confirmación oficial de esta versión, habitantes de la población de Elorza (en Apure) e informes de inteligencia de Colombia coinciden en que los dos hombres entraron a Venezuela con el apoyo y la protección de alias Gentil Duarte y otros miembros de las Disidencias de las FARC. “Permanecieron en Elorza, donde se han instalado y tienen fincas varios de sus compañeros de armas”, dijo un lugareño que los vio caminar por el pueblo, luego de bajar de una camioneta escoltada por motorizados en 2019. Su paradero actual se desconoce, pero no se descarta que se hayan instalado en Caracas, capital de Venezuela.
  1. La bienvenida a Venezuela. Poco antes del anuncio oficial de los líderes de la Segunda Marquetalia, en julio de 2019, el presidente Nicolás Maduro dijo que alias Iván Márquez y alias Jesús Santrich eran “bienvenidos en Venezuela”. En agosto este grupo hizo publicó su regreso a las armas y desde entonces se dice que todo el grupo de comandantes guerrilleros que apareció en el video de la Segunda Marquetalia permanece en Venezuela. 

«No estamos ante el nacimiento de una nueva guerrilla, sino frente a las amenazas criminales de una banda de narcoterroristas que cuenta con el albergue y el apoyo de la dictadura de Nicolás Maduro», dijo el mandatario colombiano Iván Duque, al conocerse el anuncio.

  1. Lo que hay detrás de los enfrentamientos. Investigadores y expertos colombianos, como la exdirectora de Crimen Organizado de la Fiscalía General de Colombia, Claudia Carrasquilla, explicó que las facciones de Iván Máquez (FARC Segunda Marquetalia) y Gentil Duarte (Disidencias de las FARC) mantuvieron relaciones cordiales, después del acuerdo de paz, pero nunca lograron acuerdos sólidos.

Sostuvieron al menos dos reuniones en territorio venezolano en 2018 y 2019, según reportes de inteligencia obtenidos por el Ministerio Público de Colombia. Incluso se supo que Duarte recibió apoyó al grupo de Márquez en su llegada a Venezuela “pero les dejó claro que él no se iba a someter al mandato de ellos, porque él estaba al mismo nivel de ellos. Lo que he podido investigar es que no han logrado cohesionarse, sino que ambos manejan territorios en esa zona de Venezuela (frontera de Apure y Amazonas)”, explicó Carrasquilla.

Esta afirmación coincide con un análisis publicado en la página de la Fundación InSight Crime: “El grupo de Márquez ha intentado unificar fuerzas con los grupos Ex–FARC mafia (Disidencias FARC), encabezados por Miguel Botache Santillana, alias ‘Gentil Duarte’. Sin embargo, su unión parece distante debido a que el grueso de los combatientes bajo la sombrilla de Gentil no ven en Márquez al líder que fue en la guerrilla y por el contrario ven como una traición su participación en el proceso de paz con el Estado”.

Mientras Márquez y Santrich intentaron “jugar” a la política, Gentil Duarte fue consolidando su poder y su negocio de narcotráfico en territorio venezolanos con el apoyo o la complacencia de militares venezolanos, según reportes denominados Alertas Tempranas elaborados por la Defensoría del Pueblo de Colombia en 2017, a los que tuvo acceso Runrun.es.

Ahora la necesidad de controlar rutas y territorios en Venezuela para el tráfico de drogas habría llevado los desacuerdos de los exfareanos a un punto sin retorno. Ante este escenario un tercer actor parece haber entrado en esta “relación”. Se trata de la FANB venezolana como institución del Ejecutivo Nacional, cuyas acciones podrían estar favoreciendo al grupo de Iván Márquez o FARC Segunda Marquetalia, en esta lucha por conquistar los espacios dominados por sus antiguos camaradas (las Disidencias de las FARC).

Aunque se trata de dos grupos dedicados a actividades criminales, la razón para beneficiar a las FARC Segunda Marquetalia por encima de las Disidencias FARC sería de tipo ideológico y político. Mientras tanto continúan los enfrentamientos en Apure, los desplazamientos de venezolanos y la ausencia de información oficial oportuna y completa.

FacebookTwitterLinkedInShare