[ENTREVISTA] Leopoldo López: La lucha por condiciones electorales nos unifica - Runrunes
[ENTREVISTA] Leopoldo López: La lucha por condiciones electorales nos unifica
López indica que las sanciones se pueden utilizar para lograr acuerdos que permitan obtener mejores condiciones electorales
Una de sus nuevas tareas a nivel internacional es dar a “conocer” quién es Jorge Rodríguez y así que lo incluyan en la lista de sancionados de Europa y Estados Unidos

@saracosco

El comisionado  presidencial para el Centro de Gobierno, Leopoldo López, tiene la premisa de que nadie puede por sí solo enfrentar al gobierno de Nicolás Maduro y que es necesaria la cohesión tanto a nivel interno como internacional para lograr condiciones para unas elecciones libres, justas y verificables. 

Desde Madrid, López ofrece una entrevista a Runrunes donde hace un balance de la oposición y asegura que se encuentran en un proceso de unificación de todas las fuerzas incluyendo sectores de la sociedad civil. Sobre las declaraciones del presidente Juan Guaidó, Lopez dice que no hay discrepancia con su propuesta de la plataforma unitaria, porque al final del día tienen el mismo objetivo de “mejorar” la oposición.

El fundador de Voluntad Popular estuvo preso en la cárcel de Ramo Verde desde 2014 y en 2015 fue sentenciado a más de 13 años de cárcel por incendio de edificio público, daños a la propiedad pública, instigación para delinquir y delito de asociación para la delincuencia organizada.

Organizaciones como Amnistía Internacional pidieron su liberación inmediata y aseguraron que los motivos eran políticos. En 2017 fue ordenado el arresto domiciliario del político y en abril de 2019, con el intento de alzamiento militar que protagonizó junto a Juan Guaidó, se refugió en la residencia del embajador de España en Caracas. En 2020 escapó de Venezuela para reunirse con su familia en España y desde allí ha emprendido su trabajo político con distintos líderes internacionales. 

En la entrevista, López añade que es necesario contar con la cohesión de la comunidad internacional para lograr condiciones electorales y que ese es también un punto que sirve para unificar a las organizaciones políticas dentro de Venezuela. 

  -¿Cómo evalúa la situación actual de la oposición?

Tenemos un gran desafío, dentro como fuera de Venezuela, que es unificar toda la fuerza en función de un objetivo común, que sigue siendo lograr el cambio político y unas elecciones libres, justas y verificables. Para eso hay que hacer un gran esfuerzo de unificación de todas las fuerzas. En estos momentos estamos en un proceso interno, entre todas las organizaciones políticas, con la sociedad civil, buscando cómo articularnos de una manera donde estemos todos unidos, con un objetivo compartido, un esquema de toma decisiones y por supuesto una ruta de acción concreta.

Este esfuerzo unitario no se limita a lo que tenemos que hacer dentro de Venezuela, también tiene una contraparte que es unificar a la comunidad internacional. Durante el último año ha habido una distancia entre Estados Unidos y Europa por distintas razones, que no necesariamente tienen que ver con el caso venezolano, pero afectaba y ahora nos toca volver a unificar el esfuerzo unitario de los países que apoyan la causa por la libertad y la democracia en Venezuela.

El trabajo va en esas dos direcciones, pero con un objetivo común, a nivel interno cohesionar las fuerzas democráticas y también la coalición internacional que tenga y comparta esa misma ruta de acción. Porque lo que sí está claro es que para lograr unas elecciones libres, justas y verificables, necesitamos el apoyo de nuestros aliados internacionales.

-Después de dos años de gobierno interino, ¿qué balance hace? 

El esfuerzo que se ha venido haciendo es de resistir y poder avanzar. Lo primero que me viene a la mente para responder es cómo estaríamos nosotros si no se hubiese hecho el esfuerzo a  partir del año 2019. Estaríamos en una condiciones mucho peores de la que estamos hoy en día. Entiendo perfectamente la frustración, la incertidumbre que genera el hecho de no haber logrado el cambio político. Eso ha abierto espacios para los cuestionamientos, que es natural que ocurra, pero lo más importante es que nosotros entendamos que hay que construir a partir de lo que ya tenemos.

Tenemos el reconocimiento de la Asamblea Nacional legítimamente electa en el año 2015, el reconocimiento  de Juan Guaidó como presidente encargado, con un mandato que se lo da la Constitución, a través del artículo 233 y es muy claro ese artículo, el mandato es para convocar y lograr unas elecciones presidenciales. Evidentemente eso no se puede hacer solo por un decreto ni tampoco por la acción política que podamos hacer dentro de Venezuela. 

Por eso es importante articularlo con los países aliados. En esa ruta seguimos. Juan Guaidó tiene muy claro que su responsabilidad es ser un factor unificador de toda la fuerza democrática, orientar esa fuerza de muchos sectores, en torno a un mismo objetivo, que es lograr condiciones para tener unas elecciones presidenciales, parlamentarias, también regionales que sean libres, justas y verificables. 

-Usted comentaba sobre que está en un proceso de reunificación en la oposición, ¿Se ha podido reunir o ha conversado con otros dirigentes políticos, por ejemplo con Henrique Capriles o María Corina Machado?

Hemos hablado con distintos sectores, yo personalmente no he hablado con Henrique, pero sé que hay personas que han hablado con él. Con Antonio Ledezma sí he hablado personalmente, sé que se ha hablado con María Corina, con todos los partidos que están en la coalición de la Asamblea Nacional. También con los partidos minoritarios que están fuera de la coalición de la Asamblea, también con sectores de la sociedad civil, con gremios, con el sector empresarial, con la iglesia. 

Es decir, este es un esfuerzo que se está haciendo con todos los sectores y que lo más importante es que podamos lograr lo que es una aspiración de todos y es una necesidad, de fortalecer la unidad. Porque independientemente cuál sea la táctica que se escoja en un momento dado, la condición necesaria para tener éxito en cualquiera de los terrenos, es que nosotros podamos estar unidos, cohesionados y con un objetivo común.

-¿Con quiénes específicamente de la sociedad civil se ha reunido?

Ha habido reuniones con distintos sectores que hacen parte del Frente Amplio, pero más allá, ha habido reuniones, yo no he estado en todas, las ha tenido el presidente Guaidó, que ha estado muy activo reuniéndose con los sectores empresariales, con la iglesia, con los estudiantes, con el sector universitario, con los rectores, para poder compartir una ruta, para poder escuchar también, porque este un proceso que requiere escuchar a todos los sectores que requieren incorporar las distintas sugerencias que se puedan estar haciendo por parte de distintos sectores y que nos podamos unificar y articular en una misma estrategia y con un mismo objetivo.

-El presidente de Juan Guaido declaró la semana pasada que no era necesario crear una nueva unidad, aunque sí mejorarla, ¿No sería una discrepancia esto con lo que usted propuso de crear una nueva plataforma unitaria? 

Si se da una plataforma o se le pone un nombre ya eso es cuestión de cómo se den las conversaciones, pero lo que dice Juan Guaidó es exactamente lo que estoy diciendo, que hay que mejorar la unidad. Esas fueron sus declaraciones, después a lo mejor eso lo tomaron para tratar de crear un contraste que no hay desde ningún punto de vista. Lo que ha planteado el presidente Guaidó es que hay que mejorar, fortalecer la unidad y a eso es lo que se está dedicando todos los días. 

Hay una premisa fundamental y es que nadie puede solo. No hay un líder, un partido, un sector que pueda sólo contra una dictadura que no es sólo Maduro, porque no sólo representa la estructura que maneja y controla dentro de Venezuela, es una dictadura que cuenta con el apoyo de Turquía, Rusia, China, Cuba, que le dan dinero, apoyo militar, apoyo diplomático, apoyo para lavar y blanquear el dinero de la corrupción. Por eso tenemos que cohesionarnos a lo interno y cohesionar a los aliados que tenemos. Muchos países se han pronunciado para apoyar la ruta por la libertad y la democracia y elecciones libres en Venezuela.

-Un informe de la Oficina de Rendición de Cuentas del gobierno de Estados Unidos afirmó que las sanciones han empeorado la situación económica del país, ¿Cree que es momento de cambiar esta estrategia o que todavía se puede lograr algo imponiéndolas? 

Lo primero que hay que entender es que hay dos tipos de sanciones. Por un lado a los sectores particulares de la economía, en el caso venezolano el sector del oro y el sector energético han sido objeto de sanciones y allí hay un proceso de revisión y ajuste dentro de lo que son las posibilidades. No creo que vaya a haber un levantamiento si no hay una contraparte por parte de la dictadura, sí creo que pueden haber algunos temas que son muy sensibles, como es el acceso al diesel, que no ha sido sancionado explícitamente, sino que fue asumido como tal y que puede ser ajustado o revertido, espero que sea en el corto plazo.

La otra parte son las sanciones individuales y por lo que yo he hablado tanto con los países de la región, Estados Unidos, Europa, dejan muy claro que están dispuestos a continuar con un proceso de sanciones individuales. Esta es la herramienta más poderosa que se tiene a disposición y hemos venido haciendo una propuesta a los países europeos, a Estados Unidos, de que se haga una sanción conjunta en contra de los violadores de Derechos Humanos que están señalados en el informe de septiembre de 2020, del Consejo de Derechos Humanos de la ONU. 

Esto mandaría un mensaje muy poderoso a la dictadura de que hay una raya roja y que son los Derechos Humanos y que no están dispuestos a cubrir con el manto de la impunidad las atrocidades que hace la dictadura de Maduro con respecto a las violaciones de DDHH. En ese sentido este informe establece que hay 46 personas, entre ellos fiscales, jueces, militares, policías, políticos que están señalados como responsables de crímenes específicos, acciones concretas, detenciones arbitrarias, violaciones sexuales, tortura y hasta homicidio. 

Lo que estamos solicitando es que se impongan estas sanciones, que no solo tendrán un efecto retroactivo en el sentido de reivindicar a las víctimas, sino que va a tener un efecto disuasivo porque va a evitar que estos verdugos puedan seguir imponiendo estas torturas, estos maltratos y estas violaciones a los Derechos Humanos. 

-¿Cómo se podrían usar estas sanciones para lograr un cambio político? Porque se han impuesto tanto individuales como a algunos sectores del país, pero Maduro sigue en el poder

Sin duda hay herramientas que se tienen a la disposición, lo importante es que se puedan utilizar estratégicamente, por eso estamos hablando con Europa, Estados Unidos para que se puedan dirigir estratégicamente a los violadores de derechos humanos. 

Esto puede contribuir en el sentido de buscar abrir los mecanismos que permitan acuerdos, para unas elecciones libres, justas y verificables. Porque la realidad es que mientras exista el anonimato de las consecuencias de todo lo que está ocurriendo y que haya gente alrededor de Maduro que se sientan cómodas, tranquilas, para seguir violando los DDHH y que no haya consecuencias a esas acciones, pues esa situación se puede prolongar en el tiempo. 

En la medida en que todos los que están en ese entorno de corrupción, de violencia, de violación de DDHH sepan que no van a estar bajo el manto del anonimato, eso va a permitir que se puedan abrir mecanismos para lograr un acuerdo que permita elecciones libres en Venezuela. Por supuesto esto no es una línea recta, aquí nadie tiene la respuesta exactamente cómo vamos a lograr el cambio político, nadie puede decir cómo vamos a transitar este difícil camino. Lo que sí podemos hacer es fijarnos un objetivo, que sea común para todos los sectores democráticos dentro y fuera de Venezuela y que a partir de ese objetivo podemos ir identificando cuáles son los mecanismos de presión y los incentivos que puedan llevar a que en Venezuela se acuerde una elección presidencial, parlamentaria y también regional, que cuente con las condiciones que la haga una elección libre, justa y verificable.

-¿Dentro de Voluntad Popular han discutido sobre participar o no en las elecciones regionales que están previstas para este año? 

Se ha discutido por supuesto el tema político y ese es un tema que está presente en lo que es el año 2021, hemos tenido larguísimas reuniones con todos los líderes regionales de nuestro partido, estamos hablando con los líderes municipales y parroquiales, pero todo apunta en una misma dirección, que no se trata de caer en la trampa que está poniendo Maduro y Jorge Rodríguez de poner en posiciones conflictivas a aquellos que quieren participar y aquellos que planteamos la necesidad de unas presidenciales. Ese es el escenario perfecto para Maduro, en el que hay un conflicto interno, dentro de las fuerzas democráticas, que nos dividan.

El planteamiento que hemos venido discutiendo en Voluntad Popular y también en la unidad, es que en lugar de luchar o defender las elecciones regionales o las presidenciales, es unificar el criterio que se requiere para cualquier elección, es decir, las condiciones electorales. 

Es decir, para ir a una elección regional también necesitas condiciones. No creo que haya nadie que quiera ser candidato para que le corten la cabeza en la guillotina de la trampa. Todos los que tienen intención de participar, tienen una primera condición que es tener condiciones electorales que permitan que sea la gente la que decida. En las condiciones actuales evidentemente no se puede dar una elección regional que sea libre, justa y verificable, y va a suceder lo mismo que sucedió con la elección parlamentaria en donde una persona aborrecida por los venezolanos, rechazada por más del 85% de los venezolanos se ufane de decir que tiene más del 93% de los puestos dentro de la Asamblea Nacional.

Todos queremos mejores condiciones. Es por eso que el objetivo de unificar a todos los sectores está allí, en la lucha por condiciones electorales, eso nos unifica a todos, porque todos necesitamos elecciones, y estamos conscientes de que para esas elecciones se necesitan condiciones. 

-¿Si se lograran esas condiciones aceptaría participar en las regionales aunque no se hicieran primero las presidenciales? 

Parte de lo que tiene que estar sobre la mesa es dónde quedan las elecciones que están pendientes. Hay dos temas que unifican la posición de los países que apoyan la causa por la libertad y la democracia en Venezuela. La primera de ellas es el rechazo a lo que fue la elección del año 2018, que fue un fraude y fue desconocida la elección, en consecuencia, fue desconocido Maduro. 

Eso mismo ocurrió con la Asamblea Nacional en el año 2020. A partir de allí hay algunos matices. Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá, Brasil, Colombia, los países de la región reconocen a la Asamblea del 2015 y a Juan Guaidó como legítimo. Europa plantea a Guaidó como un interlocutor privilegiado, pero esos son matices. Pero en lo que todos están de acuerdo es que tanto la Asamblea como el Ejecutivo son ilegítimos en Venezuela y todos están de acuerdo en la necesidad de unas elecciones presidenciales y parlamentarias. 

Hay que comenzar a construir a partir de los puntos de entendimiento, así como lo planteó a nivel interno, esto también tiene una importancia a nivel internacional. Que es lo que he percibido también en conversaciones que hemos tenido con los países, con los parlamentos, con ONG que siguen el tema de Venezuela, que el foco tiene que estar puesto en lograr unas elecciones libres, justas y transparentes, y que las presidenciales no la pueden sacar de un cronograma electoral, porque están pendientes, porque no hay reconocimiento a esa instancia, no podemos simplemente hacer un planteamiento de unas elecciones regionales, sin tomar en consideración la necesidad de que se den unas elecciones legítimas en el ámbito parlamentario y en el ámbito presidencial.

-Esta misma semana, el presidente Iván Duque anunció la regularización de los venezolanos que viven allí en Colombia. ¿Está usted trabajando con algún otro país para lograr esta misma regularización?

Estuve en Colombia en diciembre y fue un tema que hablamos muy largo. Yo hablé con el presidente Duque varias veces durante mi visita a Colombia y le insistimos en este tema porque era un tema que estaba allí muy presente, en el exilio venezolano y sobretodo los refugiados en Venezuela. Estuve en Cúcuta en un lugar que se llama La Parada en donde hay miles de venezolanos, gente muy necesitada. Allí hay ONG, hay gente que trabaja el tema en el día a día, que tienen comedores, gente que ayuda a los migrantes, gente que los guía. Todos ellos insistían en que este reconocimiento de estatus a los venezolanos que están cruzando la frontera es un tema crítico central. 

También nuestro embajador allá en Colombia, Tomás Guanipa, ha venido insistiendo en este tema, pero lo más importante es la determinación del presidente Iván Duque de hacer lo correcto con el tema migratorio. Colombia con esta decisión se pone a la vanguardia mundial con respecto al tema del manejo migratorio porque le está dando un trato al tema migratorio desde la dignidad de las personas, desde el respeto a los derechos humanos y creo que es un paso muy significativo que merece todo nuestro apoyo, todo nuestro respaldo, porque debe ser el ejemplo a seguir en América Latina y en el mundo, porque los venezolanos que hemos salido del país no lo hemos hecho porque queremos, lo hemos hecho porque fuimos expulsados.

-¿Tiene conocimiento de qué razones tuvo Panamá para retirar las credenciales de la embajadora en Panamá nombrada por el presidente Juan Guaidó?

Es una lástima que se haya tomado esa decisión por parte de Panamá. Hubo una comunicación que se le envió por parte del gobierno interino, marca un gran contraste con lo que ha sido la posición reciente que ha tenido Panamá y el resto de la región con respecto a la situación que estamos viviendo en Venezuela. Es muy importante que los países mantengan su apoyo y que se pueda traducir en acciones muy concretas.

Por supuesto que nosotros creemos que esta es una acción que no abona al camino de construir la ruta hacia la salida de la dictadura en Venezuela. No tengo las razones, pero espero que no haya sido por presión de la dictadura, espero que no haya sido como contraparte de un tema comercial o por una amenaza de la dictadura. Pero no tengo información sobre el motivo de Panamá. 

-Jorge Rodríguez hizo una serie de acusaciones en torno a la llamada Operación Gedeon y señaló como cómplice al exembajador Jesús Silva. ¿Ha podido conversar con él sobre esto?

Todo lo que está diciendo Jorge Rodríguez, como siempre, es mentira. El embajador Jesús Silva, jamás ha estado en una conversación o informado de nada irregular, por una simple razón, porque esas conversaciones no existieron, y si esa conversación y esa planificación que alega Jorge Rodríguez, que se hizo de la Embajada de España, nunca ocurrieron, pues evidentemente no puede haber ninguna vinculación ni del embajador Silva ni de España. 

Ellos están buscando crear tensión con España, están buscando crear divisiones a lo interno, y siguen con los ataques. Estamos planteando en España y en Europa que se conozca quién es Jorge Rodríguez. 

Es importante que se sepa que él ha sido el arquitecto de todas estas ollas que se han montado en Venezuela, que han afectado la vida de cientos de personas y en particular hay casos muy tenebrosos que él ha buscado manipular. Fue él quien presentó el caso de la tortura que le hicieron a Juan Requesens, humillando y buscando presentar (pruebas) en una supuesta confesión, cuando sabemos que allí hubo toda una manipulación, tortura y presión para que emitiera unas palabras. También fue quien presentó de manera morbosa el caso de Fernando Albán, un concejal que lanzaron del décimo piso del Sebin y que lo asesinaron estando bajo custodia del Sebin. 

También ha sido el arquitecto de todo el fraude electoral, incluso con una compañía que le pertenece llamada Exclé, que tiene domicilio en Argentina, que fue sancionada por los Estados Unidos, de la cual Jorge Rodríguez es sabido uno de los socios y fue quien montó todo el sistema manipulado, tenebroso llevó al fraude electoral de diciembre del 2020. Por todas estas razones hemos venido planteando en los últimos días la necesidad de incorporar a Jorge Rodríguez en la lista de los sancionados por parte de Europa y los Estados Unidos

-Después de estar en prisión, en arresto domiciliario y en la residencia del embajador de España ¿qué se siente volver a estar con su familia en libertad?

Felicidad de poder estar con mis hijos, yo tenía 8 años sin poder pasar unas navidades con mi familia. Mi madre estuvo muy enferma y gracias a Dios salió bien de una operación que tenía un trasplante de riñón, pude con mi familia, pero te confieso que yo no quiero estar aquí. Yo no quiero estar en España, quiero estar en Venezuela. Estoy seguro de que esto es lo que sienten las millones de personas que se han ido. Todos queremos regresar a Venezuela. No me puedo sentir contento, ni feliz, ni tranquilo, mientras esté ocurriendo lo que está ocurriendo en Venezuela.

Por eso, si bien yo me despierto en Madrid, estoy físicamente acá, tengo en mi cabeza y todo el esfuerzo  dedicado a Venezuela y a contribuir con esta lucha de avanzar hacia la libertad y las elecciones libres para nuestro país.

FacebookTwitterLinkedInShare