Runrunes de Bocaranda: MEDIO – ALERTA GUTERRES - Runrunes
Runrunes de Bocaranda: MEDIO – ALERTA GUTERRES

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

 ALERTA GUTERRES

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, lamentó que la pandemia esté siendo utilizada por ciertos países, que no mencionó, para reprimir las “voces disonantes” y silenciar a los medios: “Con la pandemia como pretexto, las autoridades de algunos países han tomado duras medidas de seguridad para reprimir a las voces disonantes, abolir la mayoría de las libertades fundamentales, silenciar a los medios independientes y obstaculizar el trabajo de las organizaciones no gubernamentales“.

Fueron sus palabras ante el Consejo de Derechos Humanos que seguirá en sesión virtual permanente hasta el próximo 23 de marzo. El jefe de la ONU dedicó gran parte de su discurso a la pandemia de covid-19, lamentando que “las restricciones ligadas a la pandemia sirven de excusa para socavar los procesos electorales, debilitar las voces de los opositores y reprimir críticas”.

Así, agregó, “defensores de derechos humanos, periodistas, abogados, activistas e incluso profesionales de la salud han sido objeto de detenciones, procesamientos e intimidaciones y vigilancia por criticar las medidas -o falta de medidas- tomadas para enfrentar la pandemia”.

Además, “el acceso a informaciones vitales en ocasiones se ha visto obstaculizado; mientras que la desinformación mortal se ha amplificado, incluso por algunos líderes”, continuó, cuidándose de decir cuáles. También denunció el “nacionalismo de las vacunas”: “la incapacidad para garantizar un acceso equitativo a las vacunas representa un nuevo fracaso moral que nos hace retroceder”.

Pidió “intensificar la lucha contra el resurgimiento del neonazismo, de la supremacía blanca y del terrorismo racial y étnico” y llevar a cabo una acción concertada a escala mundial para poner fin a esta “amenaza grave y creciente”. Fue mas allá: “Más que una amenaza terrorista interna, se está “convirtiendo en una amenaza transnacional”.

 ALERTA BACHELET

La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, también denunció las restricciones ilegítimas a las libertades públicas y el uso excesivo de poderes de emergencia en el contexto de la pandemia: “El uso de la fuerza no terminará con esta pandemia. Enviar a los críticos a prisión no terminará con esta pandemia”, aseguró sin mencionar a ningún país.

En el contexto de sus palabras hubo referencias al fracaso moral en esta crisis de la salud global. Fue enfática al condenar la militarización de las fronteras de Perú, Ecuador y Chile: “Estas medidas afectan a los migrantes venezolanos. Se han documentado expulsiones sin el debido proceso”.

 ¿REFUGIADOS DE 1ª y de 2ª?

El periodista Andrés Oppenheimer entrevistó al presidente de Colombia Iván Duque. En su diálogo tuvo suma importancia el tema de los refugiados venezolanos. Señala el colega que Duque no fue tan lejos como para calificar de escándalo internacional la “miserable cantidad de ayuda exterior que ha recibido Colombia para acoger a 1.8 millones de refugiados venezolanos”.

Sin embargo, enfatiza Oppenheimer de forma clara y contundente que “sí es exactamente ‘un escándalo’ esa falta de solidaridad internacional”. “Un escándalo” escribió el periodista. Su razonamiento es muy claro y contundente y se lo dijo el propio presidente: “Considere: la cantidad de venezolanos que han huido de la dictadura de su país en los últimos años se acerca al tamaño de la crisis de refugiados sirios que fue noticia mundial hace unos años”.

“Pero si bien la comunidad internacional ha donado alrededor de $ 2.000 por refugiado sirio, solo ha contribuido con $ 200 por refugiado venezolano”.

Señaló que sus cifras provienen de un informe de 2019 de la Organización de Estados Americanos. “En Siria, vimos una gran movilización de la comunidad internacional de donantes”; pero, en el caso de la crisis de refugiados venezolanos, eso no ha sucedido. Colombia ha tenido que pagar “el 90 por ciento de los costos” asociados con la admisión de refugiados”.

Duque dio el paso audaz este mes de anunciar que entregará papeles de residencia a casi 1 millón de estos refugiados, elevando a 1,8 millones el número de migrantes venezolanos legalizados en Colombia.

Esto significa que la gran mayoría de los venezolanos que han buscado refugio en su país podrán conseguir mejores trabajos y tener un acceso más fácil a los servicios de salud y educación. Duque está pidiendo a los países de todo el mundo que apoyen el esfuerzo humanitario de Colombia. Con los refugiados venezolanos legalizados, “sabremos exactamente quiénes son, dónde viven, en qué condiciones viven y tendremos mucha más capacidad para pedir ayuda a la comunidad internacional, empezando por las cosas más básicas, como ayuda en el proceso de vacunación de los migrantes” enfatizó.

FacebookTwitterLinkedInShare