ONG denuncia muerte de preso al que la CIDH otorgó medidas cautelares - Runrunes
ONG denuncia muerte de preso al que la CIDH otorgó medidas cautelares
José Humberto Hernández Rodríguez, de 67 años de edad, privado de libertad hace cinco años y que se encontraba recluido en la Comunidad Penitenciaria Fénix del estado Lara, falleció por “desatención del Estado”, según aseguró el Observatorio Venezolano de Prisiones en un comunicado 

El venezolano José Humberto Hernández Rodríguez, para el que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares al considerar que estaba “en una situación de gravedad”, falleció en la cárcel en la que estaba recluido, denunció este martes la ONG Observatorio Venezolano de Prisiones.

Hernández Rodríguez, de 67 años de edad, privado de libertad hace cinco años y que se encontraba recluido en la Comunidad Penitenciaria Fénix del estado Lara, falleció por “desatención del Estado”, según aseguró el Observatorio Venezolano de Prisiones en un comunicado.

El reo, siempre según la denuncia, “se enfrentó a un sinfín de adversidades, sufrió por hambre y falta de atención médica, hasta que su cuerpo sucumbió y falleció” este martes en el Hospital Central Antonio María Pineda de Barquisimeto, capital de Lara.

En enero pasado, la CIDH emitió una resolución mediante la cual otorgó medidas cautelares a favor de Hernández Rodríguez, tras considerar que se encontraba “en una situación de gravedad y urgencia de riesgo de daño irreparable a sus derechos en Venezuela”.

La comisión consideró entonces que no recibía “las atenciones médicas prescritas para atender su situación de salud”.

“Dicha falta de atención medica estaría generando impactos significativos en sus derechos. En la resolución, considerando la información presentada, la CIDH tomó en cuenta el contenido de la Convención Interamericana para Prevenir y Sancionar la Tortura”, reza un comunicado publicado el 29 de enero por la entidad.

Las medidas cautelares que otorga la CIDH son “un mecanismo de protección” de la comisión, “mediante la cual esta solicita a un Estado que proteja a una o más personas que estén en una situación grave y urgente de sufrir un daño irreparable”.

Sin embargo, el Observatorio Venezolano de Prisiones afirmó que, “a pesar de que el Estado venezolano fue advertido sobre su delicado estado de salud, el recluso no recibió atención médica oportuna”.

Además, detalló que “en varias ocasiones le negaron el traslado a un centro asistencial” al recibir siempre distintas excusas como que no había gasolina, transporte o que necesitaba un permiso especial.

El detenido, según la ONG, también fue víctima de torturas y “comenzó a padecer los estragos de la vida tras las rejas en Venezuela, sufrió ataques de pánico, fue diagnosticado con dos hernias en la zona pélvica que nunca fueron atendidas y posteriormente presentó un crecimiento prostático grado III muy doloroso”.

La última evaluación médica, subrayó la organización, fue “a principios” de enero pasado, cuando les diagnosticaron un derrame pleural y neumonía, por lo que un médico indicó que necesitaba atención inmediata.

El fallecido había sido imputado como “cómplice no necesario” en los delitos de “tráfico de sustancias estupefacientes y asociación para delinquir, tras quedar detenido junto a once personas más por un cargamento de droga que salió del Aeropuerto Internacional Jacinto Lara de Barquisimeto en el año 2016”, añadió la información.

FacebookTwitterLinkedInShare